Cuadernos Universitarios. Publicaciones AcadC)micas de la Universidad CatC3lica de Salta (Argentina), nC:m. 14, 2021
e-ISSN 2250-7132
CC
Esta obra estC! bajo licencia internacional Creative Commons
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.

Abstract

EspaC1ol

Desde la perspectiva institucionalista, el presente trabajo de investigaciC3n de la cC!tedra AnC!lisis Institucional Aplicado al Campo de la Salud del Profesorado en EducaciC3n para la Salud de la FHYC-UNJu busca indagar en la singularidad de la situaciC3n de los sujetos y sus rasgos idiosincrC!sicos asC- como enB el seguimiento en la temporalidad y la contextualizaciC3n, a fin de comprender los rasgos peculiares de las instituciones y sus prC!cticas en educaciC3n y salud en un colegio secundario rural de la Puna jujeC1a en el periodo marzo-diciembre de 2020.

El objetivo general es comprender los sentidos que tienen los docentes sobre las formas de habitar lo institucional durante el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) y el distanciamiento social preventivo y obligatorio (DISPO) por COVID-19. Se trata de una investigaciC3n cualitativa de enfoque etnogrC!fico digital. Se utiliza la entrevista semiestructurada a cuatro docentes del C!rea de ciencias sociales y el anC!lisis documental de marcos normativos e informes de proyectos educativos.

En cuanto a los resultados, el escenario de profundos cambios produjo rupturas y quiebres repentinos en la cotidianidad de las prC!cticas, irrumpiendo y reconfigurando la continuidad de tiempos y espacios de lo escolar. La nueva configuraciC3n o frontera simbC3lica que significC3 el paso de la estructura edilicia escolar al domicilio determina la organizaciC3n de la enseC1anza, entendida a partir de una relaciC3n pedagC3gica mediada por un telC)fono celular bque se torna como caracterC-stica desde que las formas de habitar lo institucional han sido interpeladas por la situaciC3n sanitaria por COVID-19b, y hacia la construcciC3n de subjetividades en una escuela promotora de salud.

Palabras clave: anC!lisis institucional - educaciC3n para la salud - subjetividad - espacio/tiempo - COVID19.

English

From the institutionalist perspective, the present research work of the chair Institutional Analysis Applied to the Field of Health of the Professorship in Health Education of the FHyCUNJu seeks to investigate the singularity of the situation of the subjects and their idiosyncratic features as well as the monitoring in temporality and contextualization in order to understand the peculiar features of the institutions and their practices in education and health in a rural high school in the Puna of Jujuy in the period March-December 2020.

The general objective is to understand the meanings that teachers have about the ways of inhabiting the institutional during the preventive and compulsory social isolation (ASPO) and the preventive and compulsory social distancing (DISPO) COVID-19. This is a qualitative research with a digital ethnographic approach. It uses semi-structured interviews with four teachers in the area of b b social sciences and documentary analysis of regulatory frameworks and reports on educational projects.

As for the results, the scenario of profound changes produced ruptures and sudden breaks in the daily life of the practices, breaking into and reconfiguring the continuity of school times and spaces. The new configuration or symbolic border that meant the passage from the school building structure to the home determines the organization teaching, understood from a pedagogical relationship mediated by a cell phone bwhich becomes a characteristic since the ways of inhabiting the institutional have been challenged by the health situation by COVID-19b and towards the construction of subjectivities in a health promoting school.

Keywords: institutional analysis - health education b subjectivity - space/time - COVID-19.

ArtC-culo cientC-fico

Citar: Panire, C. S. (2021). CartografC-as de sentidos sobre formas de habitar lo institucional en tiempos de invenciC3n en un colegio secundario de la Puna de Jujuy. Cuadernos Universitarios, 14, pp. 107-122.

IntroducciC3n

La pandemia de coronavirus se presenta como una crisis mundial con pocas certezas sobre cC3mo los sistemas educativos organizarC!n sus ofertas escolares en el aislamiento y en el posaislamiento. Desde el inicio de la crisis, la escolarizaciC3n se vio alterada debido a los cierres obligatorios de escuelas (Norodowski y Campetella, 2020). En consecuencia, el comportamiento, la percepciC3n y la interpretaciC3n que tienen los actores sociales sobre las prC!cticas educativas y de salud, irradian a partir de las interacciones mediadas por las tecnologC-as, por la incertidumbre y la exigencia de responder a los desafC-os que trascienden las dinC!micas educativas.

En este contexto, la cC!tedra AnC!lisis Institucional Aplicado al Campo de Salud, de la carrera Profesorado en EducaciC3n para la Salud de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Jujuy, se propone indagar sobre las formas de habitar lo institucional en tiempos de invenciC3n desde el enfoque de la etnografC-a digital en un colegio secundario ubicado en regiC3n de la Puna, a 350B kmB de la ciudad deB San Salvador de Jujuy, en la provincia argentina de Jujuy.

En cuanto a la metodologC-a empleada, se utilizan como tC)cnicas la entrevista semiestructurada a cuatro docentes a cargo de materias curriculares de cuarto y quinto aC1o del C!rea de ciencias sociales, y anC!lisis de documentos digitales de marcos normativos en tiempo de aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) y distanciamiento social preventivo y obligatorio (DISPO) emitidos por el Ministerio de EducaciC3n de la provincia e informes de proyectos educativos.

La recolecciC3n de datos permite recobrar los sentidos de la B+nueva forma de habitar y hacer escuelaB;, analizar los aspectos que configuran la dimensiC3n del tiempo y describir las caracterC-sticas de las formas contemporC!neas de alteridad y los modos de subjetivaciC3n en las prC!cticas educativas en contexto de pandemia durante el periodo marzodiciembre de 2020.

Por C:ltimo, a partir de la reconstrucciC3n situacional de lo cotidiano y de los sentidos sobre la conciencia temporal de la organizaciC3n escolar, la trama de experiencias vividas y los recuerdos de las docentes entrevistadas, se identifican las necesidades individuales, grupales, comunitarias e institucionales sobre los problemas de salud en tiempos de pandemia, a partir de variables socioculturales y sanitarias que inciden en las condiciones de producciC3n de la salud y la educaciC3n en un contexto particular.

El oficio artesanal de habitar lo institucional en tiempos de invenciC3n

La situaciC3n de emergencia sanitaria y epidemiolC3gica por COVID-19 a nivel mundial, y en particular en la provincia de Jujuy, irrumpiC3 en la vida cotidiana de las sociedades y las instituciones. En palabras de Sandra Nicastro (2020) B+nos encontramos en un momento de suspensiC3n, excepciC3n, interrupciC3n, cuestionamientos sobre las condiciones institucionales y las mediaciones materiales y simbC3licas de la tarea educativaB; (p.1). Esta situaciC3n atraviesa a los actores institucionales como sujetos y lleva a preguntar sobre las instituciones B+con o sin arquitecturas materialesB;; asimismo, se torna cada vez mC!s necesario y urgente interrogar acerca de lo que sucede con la B+vida en comC:nB; en los espacios sociales denominados instituciones y, en particular, en las educativas. Por lo tanto, hoy mC!s que nunca cobra vigencia la nociC3n de B+lo institucional como producciC3n simbC3lica y nos interpela a desarmar esa idea que torna equivalentes las nociones de: instituciC3nestablecimientosedificioslugar fC-sicoB; (Ortuzar, 2020, p.1). Desde la perspectiva institucionalista no existen modelos universales para comprender las instituciones, sino herramientas conceptuales y metodolC3gicas para la construcciC3n situacional que permiten comprender los modos de habitar una instituciC3n y las condiciones existenciales que allC- se producen.

En este sentido, se considera relevante como herramienta teC3ricometodolC3gica para el abordaje del acontecimiento institucional el anC!lisis institucional, que permite recuperar las subjetividades en las instituciones: escenas, voces, cuerpos, imC!genes, tiempos, afectaciones, acontecimientos. Conjuntamente incluye la historizaciC3n como herramienta de las instituciones, entendida esta como huella en la memoria singular y colectiva de acontecimientos fundantes y actuales.

En cuanto a la finalidad de las instituciones educativas, Eugene EnrC-quez seC1ala:

Es de B+existenciaB;, no de producciC3n; se centra en las relaciones humanas, en la trama simbC3lica e imaginaria donde estas se inscriben, y no en las relaciones econC3micas. Operan con seres humanos a los que les posibilitan, o no, vivir, trabajar, educarse, confortarse, curarse, cambiar y B+tal vez crear el mundo a su imagenB;. (EnrC-quez, como se cita en Garay, 2010, p.134)

Por lo tanto, las instituciones no se presentan como instancia histC3ricasocial, sino como instancia singular de prC!cticas, de tareas, de interacciones. Tramas de relaciones (sociales, laborales) y de vC-nculos (relaciones investidas de afectos), donde los sujetos toman parte en las instituciones, interviniendo y a la vez constituyC)ndolas. En efecto, Garay (2000) refiere que son las prC!cticas humanas las que generan, reproducen y transforman las instituciones, una primera instancia generativa; aunque aquC-, como en la instancia social, la percepciC3n que se tiene cotidianamente es que las prC!cticas estC!n separadas de lo institucional. Al contrario, percibimos lo institucional como lo que estructura y organiza el hacer. Por su parte, Lidia FernC!ndez (1998) menciona:

La definiciC3n de lo institucional, en alusiC3n a los establecimientos, plantea el problema en tC)rminos de la socializaciC3n del sujeto en la particular cultura del establecimiento. Los establecimientos organizan en general sistemas destinados formalmente a la socializaciC3n de sus miembros, no obstante, todas las evidencias tienden a mostrar que la organizaciC3n informal y la participaciC3n en la vida cotidiana institucional son las vC-as mC!s fuertes de incorporaciC3n a la cultura institucional. (FernC!ndez, 1998, p.B 19)

De esta forma se intenta recuperar B+lo institucionalB; a partir de vibraciones y resonancias, o en palabras de Sandra Nicastro (2005):

Volver a mirar, lo ya mirado, construir un punto de vista como lugar de encuentro con los otros, sabiendo de la existencia de puntos ciegos, en el sentido de aquello que no se ve mC!s allC! de su evidencia sensible. Esto supone mirar la cotidianeidad de lo escolar en clave polC-tica, lo que implica en primer lugar, ser capaces de desanudar ese significado que asocia lo cotidiano a reiteraciC3n y operar con un encuadre de anC!lisis que nos permita reconocer el potencial de experiencia y de inC)dito en diferentes tramas, discursos, prC!cticas que se expresan diariamente en mC:ltiples espacios escolares. (Nicastro, 2005, p.B 213)




Fig. 1. UbicaciC3n geogrC!fica del Colegio Secundario n.B0 20. Fuente: Google Maps.



Se toma como unidad de estudio el Colegio Secundario n.B0 20 en la localidad de Catua, departamento Susques, que se encuentra en regiC3n de la Puna a 350B kmB de la ciudad deB San Salvador de Jujuy, cerca del lC-mite con Chile y la provincia de Salta. La economC-a de la zona se caracteriza por la crC-a de llamas y cabras o la migraciC3n de la poblaciC3n adulta hacia zonas mineras. Cuenta con la escuela estatal de nivel primario n.B0 389, B+Paso de Los AndesB;, y una sola escuela secundaria.




Fig. 2. Trayecto de viaje hacia la localidad de Catua. Cuesta de LipC!n. Fuente: captura de la autora.



El Colegio Secundario n.B0 20 es una instituciC3n educativa pC:blica, creada en el aC1o 2009. Tiene una matrC-cula actual de 72 alumnos. Brinda servicios educativos en el turno maC1ana de 7.30 a 13.30, ofrece desayuno y almuerzo a los estudiantes.

La localidad no tiene servicio de telefonC-a sino una lC-nea de wifi ARSAT, lo que durante la pandemia por COVID-19 limitC3 el dictado de clases por plataformas virtuales. Asimismo, por disposiciC3n del establecimiento educativo, los docentes y estudiantes debieron comunicarse mediante grupos de WhatsApp en el horario de clase correspondiente a las materias durante el periodo marzodiciembre 2020. Desde enero 2021 las clases ha sido presenciales por disposiciC3n del Ministerio de EducaciC3n de la provincia, fundamentado esto en la posibilidad de trabajo pedagC3gico en grupos reducidos debido a la matricula actual.

No obstante, en contexto de ASPO, la instituciC3n estuvo inscripta en escenarios de profundos cambios. Entonces, B?cuC!les son los sentidos que tienen los docentes del C!rea de ciencias sociales sobre las formas de habitar lo institucional durante el ASPO por COVID-19 en el Colegio n.B0B 20? B?QuC) queda de los elementos estructurales y estructurantes de la instituciC3n educativa? B?CC3mo mirar lo institucional en tiempos de pandemia por COVID-19?




Fig. 3. Localidad de Catua. Fuente: captura de la autora.



Desde el principio de cartografC-a, esta investigaciC3n cobra existencia a medida que se produce el acto de B+mapearB; sobre la comprensiC3n de los sentidos de las formas de B+ser y estarB; de los informantes en el desarrollo natural de los sucesos y acontecimientos en pandemia, poniendo en marcha nuevas relaciones y nuevas interpretaciones en tiempos de invenciC3n de las prC!cticas educativas y salud. Deleuze y Guattari (2002) en su concepto de rizoma plantean que la cartografC-a se aleja de la geografC-a como disciplina unitaria y positiva, que encuentra en ella un instrumento que, de modo estructurado, representa los fenC3menos observados y los localiza en el territorio. Para estos autores,

b& el cartC3grafo debe apuntar a dejar abierta la posibilidad de incorporar en el anC!lisis lo no previsto, lo mC3vil, pero tambiC)n lo estC!tico, lo sedimentado. Procede por variaciC3n, expansiC3n, captura, inyecciC3n y contrariamente al grafismo, a la fotografC-a, al cartografiar construye un mapa que siempre es desmontable, conectable, alterable, modificable, con mC:ltiples entradas y salidas y con sus lC-neas de fuga y de desterritorializaciC3n. (Deleuze y Guattari, 2002, p.B 55)

<

Se construye una cartografC-a desde los discursos sobre las diferentes experiencias docentes como devenir singular, reconociendo a la escuela como una instituciC3n pensada en la intersecciC3n del pasado, el presente y el futuro. A travC)s de ella se transmite de generaciC3n en generaciC3n un acervo cultural, una versiC3n de la historia, una valoraciC3n de los rasgos identitarios de la nacionalidad, una cosmovisiC3n del mundo que reconoce tradiciones heroicas, a la vez que anula otras.

Es una instituciC3n tradicionalmente anclada en una secuencia temporal. Al mismo tiempo, la escuela contiene una promesa del futuro. La promesa de integraciC3n e inclusiC3n a travC)s de la incorporaciC3n al mercado laboral y a los cC3digos del intercambio social y la promesa de la autonomC-a individual mediante el despliegue de las potencialidades que portamos como individuos. (Tiramonti, 2019, p.B 12)

En este punto no se puede dejar de considerar la preocupaciC3n sobre las funciones de la escuela secundaria en cuanto a los modos en que venC-a transformC!ndose, antes y durante la pandemia por COVID-19, y cC3mo la problemC!tica sanitaria alterC3 o no estos sentidos. Al respecto, B?cuC!les fueron las decisiones polC-ticas que se llevaron a cabo en la provincia de Jujuy en el aC1o 2020? B?CuC!l fue el impacto de la emergencia sanitaria en el mandato fundacional de la escuela secundaria?

La ResoluciC3n n.B0 1067-E-2020 menciona: B+Por Decreto 696-S-2020 de fecha 12 de marzo de 2020 declara la emergencia sanitaria y epidemiolC3gica por COVID-19 (coronavirus) en todo el territorio de la provinciaB;. AdemC!s: B+DispC3nese periodo de suspensiC3n de actividades escolares previsto entre el 16 y el 31 de marzo inclusiveB;. Esta misma resoluciC3n fue rectificada mC!s de una vez por el decreto de necesidad y urgencia debido al incremento de la curva epidemiolC3gica de casos confirmados COVID-19 en las distintas localidades de la provincia. Mientras que, en el mes de abril, se dispone por ResoluciC3n n.B0 1405-E-2020:

La educaciC3n es una prioridad provincial y polC-tica de Estado, es un bien pC:blico y derecho personal y social y es un deber de la familia y de la sociedad que el Estado debe garantizar. Por ello, los supervisores, directivos y docentes deben continuar trabajando y los/as alumnos/as continuar aprendiendo. El Ministerio de EducaciC3n tiene la responsabilidad de conducir y acompaC1ar en este trabajo, dando directivas e indicaciones para las instituciones educativas.

Estas disposiciones normativas B?cC3mo fueron percibidas en el colegio secundario de CatuaSusques? Las docentes entrevistadas responden:

Y, las decisiones institucionales siempre, siempre marcharon en concordancia con las decisiones del equipo ministerial, al tratarse de una escuela pC:blica no hay muchas modificaciones que se pueda hacer a la legislaciC3n propuesta y vigente del Ministerio de EducaciC3n. (Entrevista n.B0 2)

El Ministerio dice una cosa, pero no se pone en los zapatos ni de los chicos ni de los docentes, exige cosas y exige cosas, pero los que tienen que ir viendo para que eso se resuelva son los docentes y los directivosb&B;. (Entrevista n.B01)

Los sujetos de la educaciC3n significan desde diferentes perspectivas el ideario prescripto central y unificadamente desde la administraciC3n del sistema educativo. La suspensiC3n de la actividad escolar, entre otros aspectos de la vida social, puso sobre la mesa la configuraciC3n de la escuela y la escolarizaciC3n obligatoria. Su ausencia B+fC-sicaB; temporaria, por la fuerza e importa histC3rica y cultural que representa, invita a pensar otras posibles realidades en consecuencia y a concebir la B+pedagogC-a de la emergenciaB; o B+pedagogC-as pandC)micasB; (Williamson, Enyon, Potter, 2020) que B+reorganizan a la escuela y el aula en tanto espacios sociotC)cnicos y que tiene efectos concretos en la experiencia escolar que se produceB; (Dussel, 2020,B p.6).

La instituciC3n educativa de Catua debiC3 asumir un posicionamiento polC-tico, lo que implica una forma de pensar la educaciC3n, las relaciones pedagC3gicas, el contenido educativo y las finalidades de las experiencias escolares. Por lo tanto, el carC!cter complejo y colectivo del proceso del trabajo educativo debe poner en un primer plano la dimensiC3n organizativa del trabajo. Esto quiere decir coordinar acciones que desplieguen instancias de diseC1o, planificaciC3n, organizaciC3n, seguimiento de la ejecuciC3n y evaluaciC3n que son parte sustancial de ese proceso de trabajo colectivo. En este aspecto: B?cuC!les fueron las decisiones institucionales con respecto a la suspensiC3n de clases presenciales?

La primera decisiC3n como instituciC3n fue tratar de que organizC!ramos una manera de comunicarnos con nuestros alumnos, algo que beneficiC3 enormemente en este caso a cuarto aC1o, ya que ya venC-amos trabajando desde el aC1o pasado con este grupob& nos permitiC3 armar rC!pidamente el grupo de WhatsApp. (Entrevista n.B0 1)

Las decisiones institucionales fueron ensayoerror. En primer lugar, empezamos a tener reuniones para ver cC3mo continuC!bamos, ya que no se sabC-a cuC!nto tiempo estarC-amos sin clases presenciales. Primero fue tratar de trabajar en forma individual en horarios de clases y por grupos de WhatsApp. Luego de ver que se continuaba con la cuarentena, se decidiC3 implementar videollamada para poder conectarnos de mejor manera con los alumnos. (Entrevista n.B0 4)

Esta dimensiC3n no estC! escindida de la dimensiC3n pedagC3gica, que es la que posibilita y pone en acto los propC3sitos educativos, la circulaciC3n de los conocimientos, la dialC)ctica enseC1anza y aprendizaje. En consecuencia, enseC1ar desde la virtualidad significC3 para las docentes:

b& contener al estudiante para que ese estudiante no salga del sistema y pueda incorporarse al sistema de la presencialidad en cuanto se habilite. (Entrevista n.B03)

EnseC1arb& tiene como principal objetivo el tema del fortalecimiento de los vC-nculos entre el docente, el alumno y el saber yb& creo que muchas veces tambiC)n hemos privilegiado el lugar del estudiante, privilegiar el sostenimiento de ese vC-nculo, de la escuela a travC)s del docente con el estudiante por sobre el saber. (Entrevista n.B04)

La impronta de la idea de B+contenerB; interpelC3 subjetivamente en esta pandemia como una cuestiC3n de derechos y necesidad de fortalecer el vC-nculo pedagC3gico en el B+tiempo suspendidoB;. La demanda de B+contenciC3nB; a las nuevas generaciones es uno de los mandatos de la escuela secundaria que menciona la autora Guillermina Tiramonti (2019) y es frecuente en los discursos oficiales con pretensiones de universalizaciC3n del nivel medio de educaciC3n, y estC! unido a un discurso que valoriza el conocimiento en la sociedad actual dentro de una retC3rica que asocia la contenciC3n escolar con el control del riesgo social.

En consecuencia, en contexto de pandemia la nociC3n de B+contenciC3nB; estuvo asociada a la B+polC-tica de cuidadoB; desde la perspectiva de derechos, y enlaza la responsabilidad polC-tica de la escuela secundaria, de las instituciones de salud y de organismos relacionados con el abordaje de cuestiones relativas al acceso de la educaciC3n de los adolescentes de la Puna.

Aunque en otro sentido se pone en cuestiC3n el cuidado de las trayectorias escolares en cuanto al acceso al conocimiento en sus diversas formas, desigual y como objeto de mC:ltiples controles y regulaciones (Bernstein, 1993); tambiC)n se sabe que la tecnologC-a ha permitido romper con el monopolio del conocimiento objetivado por parte de grupos minoritarios de la sociedad (Braslavsky, 2019) y establecer profundas brechas en la desigualdad en el acceso a lo virtual y a la conectividad, que pone en tela de juicio la situaciC3n por asegurar el derecho a la educaciC3n. Las profesoras de cuarto y quinto aC1o manifiestan:

Tenemos alumnos que las mamC!s nos avisan que no llega seC1al de ARSATb& ahora yo ya estoy trabajando por videollamadas con grupos de tres estudiantes porque tengo que explicar muchas de las cosas, ya no puedo enviar tanta teorC-a, entonces ya tiene que ser la conexiC3n de otra forma (Entrevista n.B01)

b& en el momento que se decreta esta emergencia muchos de los estudiantes no contaban con los recursos tecnolC3gicos adecuados, tampoco los docentes habC-an tenido el tiempo suficiente de interacciC3n con los alumnos. (Entrevista n.B02)

SegC:n InC)s Dussel (2020), las condiciones sociotC)cnicas donde no hay garantizados espacios comunes que permitan interacciones sincrC3nicas estC!n generando mayor individualizaciC3n del trabajo pedagC3gico, y este es un aspecto del que se habla menos pero que, de nuevo, revela algo importante. AsC- lo expresan las docentes:

b& el sistema no estC! organizado, no estC! pensado para trabajar desde el hogar, estC! pensado y centrado desde la presencialidad. Entonces el impacto fue muy fuerte, muy sorpresivo tambiC)n, porque en ningC:n momento se pensC3 en la posibilidad de perder la caracterC-stica de la presencialidad, entonces, requiriC3 realizar un cambio rotundo (b&) la comunicaciC3n con cada uno de los alumnos para saber cC3mo estC!n, por quC) no envC-an la tarea. Me encontrC) con historias muy tristes, donde algC:n familiar se encontraba en estado muy crC-tico, estaban aislados, sufrC-an discriminaciC3n en la comunidad, entre otras cosas. En esos casos tuve que ser flexible y primero escucharlos para saber cC3mo seguir con las clases. (Entrevista n.B0 3)

OcasionC3 mucho perjuicio ya que la escuela no estC! preparada para hacer frente a todos estos cambios producidos sobre todo desde lo tecnolC3gicob& sumando a esto tambiC)n muchas familias que se vieron afectadas psicolC3gicamente debido a que contrajeron la enfermedad y tuvieron que enfrentar la pC)rdida de familiares. Todo esto incide en el rendimiento acadC)mico de los alumnos, pero tambiC)n de nosotros como profesores y en su estado emocional. (Entrevista n.B0 4)

El acompaC1amiento pedagC3gico de forma personalizada en tiempos de pandemia permitiC3 conocer otros factores que inciden en la trayectoria escolar de los estudiantes del colegio secundario, como las condiciones socioeconC3micas y el estado emocional. Al respecto, Levy (citado por Dussel, Ferrante y Pulfer, 2020), advierte: B+La pandemia de coronavirus tiene y seguirC! teniendo efectos catastrC3ficos no solo en tC)rminos de salud fC-sica y mortalidad, sino tambiC)n en las C!reas de salud mental y economC-a, con consecuencias sociales, polC-ticas y culturales que son difC-ciles de calcularB; (p.B 4).

Efectivamente es un problema social, particularmente de salud, cuya apariciC3n conllevC3 efectos como miedo, angustia ante la enfermedad y la muerte, incertidumbres, depresiC3n, ansiedad, entre otros. A pesar de ello, las clases virtuales se configuran como un espacio social sostenedor del encuentro del adolescente con el/la docente, se convierten en un espacio de convivencia y posibilitador de transformaciC3n de aquellas problemC!ticas que pueden ser pensadas junto a B+otroB;, donde el contenido serC! mediador de este encuentro basado en la B+oportunidadB;, propiciador para el aprendizaje propio, con sus pares, con los docentes y con otros.

Por otra parte, en este entretejido de relaciones emerge la resiliencia, la cual se define como la capacidad humana para enfrentar, sobreponerse y ser fortalecido o transformado por experiencias de adversidad. Las autoras Gallardo y Tayara (2017) seC1alan que:

La resiliencia es un desafC-o a un cambio de criterio, basado en el fortalecimiento de factores o condiciones positivas para el desarrollo humano. En un modelo tradicional de salud, la medicina dejC3 siempre los factores de riesgo como determinantes. Esos factores o condiciones positivas son: el rol de los padres, la autoestima, confianza, apoyo emocional, habilidad para comunicarse, etc. (p.B 93)

En virtud de ello, se puede decir que las docentes se reconocen frente a una nueva situaciC3n, mC!s allC! de la incertidumbre, a partir de la construcciC3n de un factor estructurante de la resiliencia como B+brindar afecto y apoyoB;, proporcionando respaldo y aliento incondicionales, como base y sostC)n del aprendizaje.

Esta problemC!tica requiere de una intervenciC3n pedagC3gica por parte de las docentes bdesde un enfoque de promociC3n de salud, como fundamento para repensar los procesos de educaciC3n de la poblaciC3nb para la valoraciC3n de la salud, a partir de difusiC3n de producciones audiovisuales elaboradas por los estudiantes con mensajes de normas de bioseguridad, con el propC3sito de disminuir la propagaciC3n del virus y prevenir nuevos contagios. Es por ello que buscaron favorecer la participaciC3n, fomentando valores como el autocuidado y la solidaridad en la poblaciC3n de Catua.

Esto evidencia la institucionalizaciC3n de una escuela promotora de salud, que segC:n la OrganizaciC3n Panamericana de la Salud (2018) es:

Una instituciC3n educativa que planifica e implementa de forma continua acciones para constituirse en un entorno fC-sico y psicosocial saludable para todos sus miembros; genera oportunidades y propicia la adquisiciC3n de competencias (cognitivas, emocionales y sociales) que facilitan la toma de decisiones de manera crC-tica y consciente a favor de su salud y la de sus comunidades, y cumple sus funciones pedagC3gicas con calidad. (p.B 16)

La salud y modos de subjetivaciC3n en tiempos y des-tiempos en B+espacios otrosB;

Otra cuestiC3n central es que la situaciC3n de emergencia sanitaria, en el escenario actual, pone en evidencia la deslocalizaciC3n, entendida como pC)rdida transitoria de espacios y desplazamientos entre lugares que formaban parte de la vida cotidiana: el espacio amplio, los pisos, las paredes, los patios, las aulas, el salC3n de actos en donde el cuerpo se ponC-a en movimiento. Esto conlleva la descorporizaciC3n con el distanciamiento que desafC-a a encontrar lC3gicas y sentidos para un orden incierto y desconocido.

Por esta razC3n, InC)s Dussel (2020) sugiere hablar de la B+domestizaciC3nB; de la escuela desde la nociC3n de B+espacios otrosB; de Foucault. Para C)l no son las utopC-as (espacios irreales) sino las heterotopC-as, emplazamientos reales que contestan o invierten los lugares habituales. En estos B+espacios otrosB; se juega la heterogeneidad, la posibilidad del pasaje, del umbral, que son importantes para una autonomC-a intelectual, afectiva y polC-tica. De modo que, desde la dimensiC3n simbC3lica, el espacio es significado como B+la escuela en la casaB;. Al respecto, las entrevistadas expresan:

EnseC1ar desde la virtualidad significa enseC1ar desde otro contexto que ya no es la escuela sino desde otro lugar, trasladamos la escuela a la casa y desde ahC- nos conectamos con los alumnos. (Entrevista n.B0 1)

Docentes y familias perdimos la intimidad, ya que ella y nosotros entramos en los hogares a travC)s de la virtualidad, se rompiC3 la barrera escuela/hogar. (Entrevista n.B0 4)

Esta nueva configuraciC3n B+espacios otrosB; determina la organizaciC3n de la enseC1anza entendida a partir del uso de dispositivos tecnolC3gicos, horarios definidos y no definidos, B+tiempo y des-tiemposB;, que se tornan como caracterC-sticas actuales de las B+formas de habitar lo institucionalB; y de la B+invenciC3n de lo escolarB;. La conquista de estas nuevas temporalidades tensiona la organizaciC3n de los tiempos escolares, entendiendo que, en la escuela de la presencialidad, el uso de los horarios B+mosaicoB; separa cada materia de enseC1anza de acuerdo con los momentos de recreo, en el marco de la necesidad de distribuciC3n espacial del establecimiento (Siade, 2019). En tanto, la emergencia sanitaria habilitC3 un tiempo distinto y la conmociC3n generada por los sujetos de la educaciC3n alterC3 de alguna manera los modos en que se organizaban los vC-nculos y la manera de percibirlos. Se destaca:

b& en un primer momento se pensC3 que era poco el tiempo que C-bamos a estar fuera, alejados de la presencialidadb& lo considerC!bamos como algo pasajero. Posteriormente, al prolongarse el perC-odo de pandemia, ya otra fue la perspectivab& habC-a que trabajar, habC-a que incluir actividades... (Entrevista n.B0B 3)

b& nos vimos bombardeados por informaciC3n, por distintos grupos deB WhatsApp, conectarnos con distintas personas a cualquier hora y llevarlas a tu dispositivo celular fue un golpe duro, otro golpe fue que no nos dieron tiempo a pensar de quC) manera nosotros podC-amosB resguardarB nuestra privacidad, la privacidad del nC:mero personal, la privacidad del correo electrC3nico, la privacidad del uso del Facebook. (Entrevista n.B0B 2)

b& mi hija que tambiC)n trajo la escuela a la casa y que debC-amos compartir los recursos y tambiC)n los tiempos, porque si bien la escuela, su escuela, vino a la casab& fue un impacto bastante marcado, que incluC-a reorganizaciC3n de tiempos familiares, B?no es cierto? dentro del hogar para el trabajo, ella con su escuela y yo con mi tarea de docente. (Entrevista n.B0B 4)

El tiempo no existe, cualquier horario es posible para enseC1ar o aprender, la incertidumbre nos invadiC3, no sabemos cuC!ndo podremos regresar. Todo pasC3 a ser la escuela en tiempo de pandemia. (Entrevista n.B0B 1)

El discurso sobre la construcciC3n de la nociC3n del tiempo se encuentra alterado en la incertidumbre de la situaciC3n sanitaria. B+El tiempo vivido, el tiempo de la experiencia individual no es el tiempo del reloj, ni el tiempo asignado de la materia, es el tiempo subjetivo, de la vivencia conscienteB; (VC!squez Recio, 2007 p.B 7).

AsC- tambiC)n, el tiempo es algo vivido por cada uno y tiene una duraciC3n interna que varC-a de persona a persona, como B+era algo pasajeroB;, B+el tiempo no existeB;, B+supone reorganizaciC3n de tiempos familiaresB;. Las variaciones subjetivas de los sentidos del tiempo se superponen, se desdibujan en las diferencias entre dC-as hC!biles y fines de semana o feriados, se confunden los horarios y se adecuan a los tiempos de los constantes cambios de lineamientos ministeriales o a la flexibilizaciC3n de horarios de comunicaciC3n en grupos de WhatsApp, sin respetar horarios de descanso y privacidad.

Al mismo tiempo, el discurso de las entrevistadas da cuenta de los continuos cambios de selecciC3n de saberes, proyecciC3n de actividades y continuos pedidos de presentaciC3n de informes y reuniones para definir calificaciones, todo lo cual que de alguna manera tambiC)n redefinC-a las relaciones entre los directivos y docentes. En cuanto a la identificaciC3n de B+problemas y riesgosB; en los informes pedagC3gicos, durante el periodo marzodiciembre 2020 estos revelan que las docentes debC-an permanecer conectadas por medio de la computadora o el celular para poder construir un vC-nculo pedagC3gico con los estudiantes a cualquier hora, quienes a su vez se encontraban atravesando la enfermedad por COVID-19 o la pC)rdida de un familiar, la desocupaciC3n y la precariedad laboral de sus padres, la desigualdad educativa y tecnolC3gica.

Ante el develamiento de alineaciC3n debido a la sobrecarga laboral, Nicastro expresa:

Si bien el trabajo humano tiene que ver con contener facetas provocadoras de gratificaciC3n y placer, ante situaciones crC-ticas, contextos alterados, disfuncionamiento y movimientos regresivos de las organizaciones, este propC3sito se desvanece. En su lugar, el trabajo se hace disfuncional, repetitivo, falto de sentido y, por eso, deshumanizante. (Nicastro, 2005, p.B 215)

En consecuencia, la instituciC3n educativa debe asumir un posicionamiento C)ticopolC-tico, que requiere de un trabajo crC-tico sobre problemC!ticas relacionadas con el tiempo escolar bde acuerdo con lo que propone Foucault, la B+C)tica de la subjetividadB; estC! ligada a los procedimientos del poder, y donde hay poder hay resistencias locales, inesperadas y creativasb. Por lo anterior, la propuesta es analizar no solo los efectos del discurso del poder central, sino tambiC)n los modos locales, invisibles y sutiles de operar en la dinC!mica y cotidianidad escolar.

O, como manifiesta Korinfeld (2005), supone comprender B+el acto educativo, en tanto polC-tico, no solo desde el conocimiento, sino desde el propio ser docente. En tanto que postular el bactob introduce la responsabilidad del sujeto entramado con otros, su condiciC3n de lazo social, su carC!cter de apuestaB; (p.B 239); de tal manera que esas decisiones deben pensarse situadas en contextos especC-ficos y visibilizarse su relaciC3n con el derecho a la educaciC3n. La instituciC3n debe asumir una responsabilidad fundamental en la construcciC3n y cuidado de subjetividades. A su vez, cabe destacar que la constituciC3n de las identidades colectivas se ve interpelada por los cambios en las condiciones de existencia y la crisis de los espacios sociales. SegC:n Ortuzar (2020), B+las identidades son construidas dentro by no fuerab de las representaciones, dentro by no fuerab del discurso, generadas en escenarios histC3ricos e institucionales especC-ficosB; (p.B 5)

Actualmente, en esta reconfiguraciC3n de la escuela, la subjetividad pedagC3gica es una subjetividad B+sujetaB; en el mejor de los sentidos. Tal como lo expresa Marcelo Percia (citado por Ortuzar, 2020), B+la subjetividad como invenciC3n es una creaciC3n mC!s que como una esencia o substancia determinada. La subjetividad se va construyendo en un amplio y complejo proceso que se da en una determinada cultura y en vC-nculo con otro significativoB; (p.B 6). Es decir, que la constituciC3n subjetiva se despliega y se juega en tC)rminos de una relaciC3n del sujeto con otros. Por lo anterior:

Conocer la instituciC3n implica pensar, ver y sentir de otros modos a la producciC3n institucional recuperando: subjetividades. Y son las instituciones bsociales y educativasb las encargadas de resignificar, proponer y construir condiciones de acompaC1amiento y reflexiC3n sobre lo que acontece. Para abordar el malestar de la C)poca denominada urgencia subjetiva, es imprescindible tejer y volver a tejer, armar y seguir armando las redes, donde el abordaje de una situaciC3n problema requiere del aporte de un conjunto de actores. Cada uno de ellos contribuye con su aporte y con su saber parcial. (Korinfeld, 2017, p.B 4)

Este encuadre requiere de formas propicias de participaciC3n e intervenciC3n, ante la emergencia de la pandemia, concibiendo a la educaciC3n como una herramienta fortalecedora del vC-nculo de confianza pedagC3gica entre docentes, estudiantes, familias y comunidades. A la vez, desde la perspectiva de la educaciC3n para la salud, se debe garantizar tanto el derecho a la salud como el derecho a la educaciC3n de los estudiantes y el derecho al trabajo salubre de los docentes. En este sentido, la investigaciC3n da cuenta de que, en este contexto, las condiciones sanitarias y normas de bioseguridad en las instituciones educativas son precarias, no cuentan con recursos de limpieza ni con trabajo articulado con el centro de atenciC3n primaria de la salud de la localidad; no cuentan con transporte pC:blico, farmacias, equipo de profesionales de salud. Esta situaciC3n invita a reflexionar sobre las condiciones dignas y seguras e impone el reconocimiento de variables mC:ltiples que pueden dar origen a daC1os en la salud de los estudiantes, los/as trabajadores/as docentes y la comunidad en general.

Conclusiones

La investigaciC3n permitiC3 identificar los problemas relacionados con la salud y la educaciC3n en tiempos de invenciC3n por pandemia y derivar algunas reflexiones que contribuyen al campo de la educaciC3n para la salud, con el propC3sito de promover la inquietud de problematizar lo dado o naturalizado en las prC!cticas de salud en los C!mbitos educativos de la provincia.

Por otro lado, se propone que las nuevas formas de habitar lo institucional en pandemia por COVID-19 plantean la necesidad de comprender que la escuela como proyecto moderno organizC3 sus espacios y mobiliarios de acuerdo con las necesidades presupuestas en un tiempo sociohistC3rico determinado. En consecuencia, hoy nos encontramos ante nuevas formas de reinventar un B+modelo organizacionalB; ben los tC)rminos que plantea Flavia Terigi (2020)b que cobran vida y se configuran en el hogar. Esto es, formas de reinventar prC!cticas escolares.

Nos encontramos ante un paradigma en clave de multiplicidad de igualdades de polC-ticas inclusivas, y ante una caracterizaciC3n de sujeto de aprendizaje bniC1os, niC1as, adolescentes, jC3venes y adultosb como sujeto de pleno derecho. Pero tambiC)n nos enfrentamos a un escenario inC)dito en un contexto excepcional, que supone revisar y reinventar las formas de hacer, de enseC1ar; nuevos modos de habitar lo institucional, reinventar nuevos modos de intervenir desde la perspectiva de prevenciC3n y la promociC3n de la salud. Se vuelve necesario un dialogo entre las nuevas formas de acceder al saber, los instrumentos y objetos culturales. De allC- la necesidad de modificar o transformar las prC!cticas institucionales que se presentan como lo B+inexorableB; (Frigerio, 2004) para atender la diversidad, de involucrarse participativamente para comprender la realidad social y educativa, es decir, crear oportunidades.

En esta lC-nea de pensamiento la cC!tedra AnC!lisis Institucional Aplicado al Campo de la Salud tiene como objetivo, en la formaciC3n de profesores en EducaciC3n para la Salud, analizar e investigar el fenC3meno educativo desde la perspectiva de lo institucional, y que ello permita realizar intervenciones didC!cticopedagC3gicas transformadoras y apropiadas, donde la salud sea concebida desde una perspectiva holC-stica.

AdemC!s, resulta ineludible generar la posibilidad de leer, entender, e interpretar de quC) manera las instituciones se particularizan en cada sociedad y en cada momento histC3rico. Por otro lado, de quC) manera se materializan en las organizaciones institucionales. Desde esta perspectiva, se plantea el conocimiento de lo institucional como herramienta para contextualizar cualquier recorte de la prC!ctica educativa y como llave para la construcciC3n del propio rol en un contexto de cambios histC3ricos, polC-ticos y de transformaciones socioculturales.

Referencias bibliogrC!ficas

Bernstein, B. (1993). La estructura del discurso pedagC3gico. Morata.

Braslavsky, C. (2019). La discriminaciC3n educativa en Argentina. Editorial Universitaria UNIPE.

Deleuze, G. y Guattari, F. (2002). Rizoma y otros textos. Editora Nacional Madrid.

Dussel, I. (2020). La escuela en la pandemia. Reflexiones sobre lo escolar en tiempos dislocados. https://orcid.org/0000-0003-3983-3985. ISSN 1809- 4031 e ISSN 1809-4309.

Dussel, I. et al. (2020). Nuevas ecuaciones entre educaciC3n, sociedad y tecnologC-a y Estado. En Dussel, I. et al. (2020), Pensar la educaciC3n en tiempos de pandemia. Entre la emergencia, el compromiso y la espera. Editorial Universitaria UNIPE.

FernC!ndez, L. (1998). El anC!lisis de lo institucional en la escuela. PaidC3s.

Frigerio, G. (2004). Alteridad es el otro nombre de la identidad. En Frigerio, G. y Diker, G. (Comps.), Una C)tica en el trabajo con niC1os y jC3venes. La habilitaciC3n de la oportunidad. Noveduc.

bbb (2004). Ensayo, bosquejos conceptuales sobre las instituciones. En Elichiry, N. (Comp.), Aprendizajes escolares. Desarrollos en psicologC-a educacional. Manantial.

Gallardo, M. y Tayara, G. (2009). PedagogC-a Hospitalaria. FundaciC3n Hospital de PediatrC-a B+Prof. Dr. Juan. P. GarrahanB;.

Garay, L. (2000). Algunos Conceptos para analizar instituciones educativas. Cuaderno de Postgrado. Universidad Nacional de CC3rdoba.

bbb (2006). La cuestiC3n institucional de la educaciC3n y las escuelas. Conceptos y reflexiones. En Butelman, I. (Comp.) Pensando las instituciones. Sobre teorC-as y prC!cticas en educaciC3n. PaidC3s.

Korinfeld, D. (2017). Urgencias subjetivas de niC1os y adolescentes: B?estamos preparados? Un enfoque desde la salud mental comunitaria en niC1os dispersos, aburridos, solos. Noveduc.

Nicastro S, (2005). La cotidianeidad de lo escolar como expresiC3n polC-tica. En Frigerio y Diker (2005), Educar, ese acto polC-tico. Del Estante editorial.

Nicastro, S. (2020). Una mirada al trabajo de dirigir las escuelas en escenario actual. BitC!cora en cuarentena para docentes y pedagogos.

Norodowski, M. y Campetella, D. (2020). EducaciC3n y destrucciC3n creativa en el capitalismo pospandemia. En Dussel, I. et al. (2020), Pensar la educaciC3n en tiempos de pandemia. Entre la emergencia, el compromiso y la espera. Editorial Universitaria UNIPE.

OrganizaciC3n Panamericana de la Salud (2018). Promover la salud en la escuela B?CC3mo construir una escuela promotora de salud? NC:mero de documento: OPS/ARG/18-031.

Ortuzar, S. (2020). Notas sobre subjetividad, identidad, diferencia I, II y III. MaestrC-a en PedagogC-a. Escuela de Ciencias de la EducaciC3n, UNC.

bbb (2020). Puntualizaciones sobre B+lo institucionalB; para una propuesta de intervenciC3n situacional, artesanal y crC-tica. [Ficha de cC!tedra] SeminarioTaller PrC!ctica Docente y Residencia. Escuela de Ciencias de la EducaciC3n, UNC.

Percia, M. (1994). Una subjetividad que se inventa. Lugar Editorial.

Siede I. (2019). Articulaciones, filtraciones, contrastes y aportes. En EspecializaciC3n en currC-culum y prC!cticas escolares en contexto. FLACSO Virtual Argentina.

Terigi, F. (2020). Aprendizaje en el hogar comandado por la escuela: cuestiones de descontextualizaciC3n y sentido. En Dussel, I. et al. (2020), Pensar la educaciC3n en tiempos de pandemia. Entre la emergencia, el compromiso y la espera. Editorial Universitaria UNIPE.

Tiramonti, G. (2019). La escuela media frente a los mandatos sociales y a las nuevas formas de diferenciaciC3n social. En EspecializaciC3n en Curriculum y prC!cticas escolares en contexto. FLACSO Virtual Argentina.

VC!squez Recio, R. (2007). Reflexiones sobre el tiempo escolar. Revista Iberoamericana de EducaciC3n n.B042/6.


  1. Carolina Soledad Panire

    Perfil acadC)mico y profesional: Licenciada y profesora en Ciencias de la EducaciC3n. Doctoranda en EducaciC3n (UNSE). Especialista en PsicopedagogC-a Institucional (UNSa). Especialista en CurrC-culum y PrC!cticas Escolares (FLACSO). Especialista superior en EducaciC3n Abierta en Entornos Virtuales (UNSE). Diplomada en PedagogC-a Hospitalaria y Domiciliaria (FundaciC3n Garrahan). Trabajos de investigaciC3n: Significaciones de los docentes en relaciC3n con su identidad profesional en una escuela hospitalaria de San Salvador de JujuyJujuy. Adjunta de la cC!tedra AnC!lisis Institucional Aplicado al Campo de la Salud (FHyCSUNJu). Adjunta de la cC!tedra Seminario de Trabajo Final de la carrera Licenciatura en PsicopedagogC-a (UCSEASS). Jefa de trabajos prC!cticos de la cC!tedra AnC!lisis Institucional de la carrera Profesorado y Licenciatura en Ciencias de la EducaciC3n (FHYCSSan Pedro).

    Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales Universidad Nacional de Jujuy (FHyCS UNJu). Universidad CatC3lica de Santiago del Estero, Departamento AcadC)mico San Salvador (UCSE DASS).b)

volver